Marigravielys Salas “El objetivo en este momento no es competir sino mantenerse sanos”

Las categorías menores de Estudiantes de Mérida venían con una pre-temporada muy exigente con vistas a disputar el Torneo Serie Élite 2020, con la pandemia mundial del coronavirus los jugadores rojiblancos deben cumplir cuarentena obligatoria, resguardarse y entrenar desde sus casas.

La nutricionista Marigravielys Salas comentó cuales son las consideraciones para tener en cuenta a nivel nutricional:
“Lo primero es identificar las ventajas y las desventajas que implica esta pausa, ya que hay ciertas cosas que se pueden aprovechar y otras que deben saber manejar, el objetivo en este momento no es competir sino mantenerse sanos”.

También dio algunas recomendaciones para los jóvenes: “Si gastan menos energía deben consumir menos cantidad de alimentos, al mismo tiempo cuidar la masa muscular, deben comer carbohidratos en cantidades suficientes y sin excederse, coman para alimentarse y no para llenarse, bajo ningún concepto los eliminen de su alimentación, lo que si se debe eliminar son los dulces, refrescos, mermeladas, chocolates, jugos pasteurizados, elijan frutas. Controlen el ritmo según la zona en la que juegan en la cancha, imaginen que tienen la pelota y están en su área, controlen la cantidad de proteínas que consuman, recuerden siempre que los granos deben ir acompañado de un cereal, es importante que la proteína esté presente en las comidas”.

El fútbol exige alimentación más cuidadosa para un mejor rendimiento dentro de la cancha, durante la cuarentena se pueden mejorar los hábitos alimenticios para obtener mejores resultados cuando se vuelva a la actividad: “Cuiden su resistencia y mejoren la velocidad, elijan los alimentos horneados, a la plancha, sancochados, al vapor, salteados o asados y evita la salsa, frituras y embutidos, escojan grasas saludables como la que contiene el aguacate”.

La cantidad de líquido que se pierde durante el entrenamiento depende de la intensidad, los jugadores por la cuarentena no se entrenan al mismo ritmo que como lo hacen habitualmente en las sesiones de trabajo, pero es importante mantenerse hidratados y activos, la licenciada comentó al respecto: “No olviden el tiempo de hidratación, recuerden tomar 2,5 litros de agua al día, que junto al agua que proporcionan los alimentos, los jugos o sopas que consuman durante el día completen lo que el cuerpo necesita para estar bien hidratado, tomen en cuenta el color de la orina, si está muy amarillo necesitan tomar más agua y si es transparente deben bajar el consumo, así ayudan a mejorar su función digestiva”.

El confinamiento en casa resulta estresante especialmente para los jóvenes, Salas les envió un mensaje ya que la alimentación y el descanso son la base de un buen rendimiento: “Sáquenle tarjeta roja a la fatiga y a la ansiedad, cuidando los horarios de comida, no salten ninguna comida es muy importante, duerman mínimo ocho horas de noche y fijen una rutina diaria que ayude a mantener su reloj biológico y hormonas en orden, solo con esto van ganando 1-0 y lograrán mantener bajo control la ansiedad que puede producir estar todo el día en casa”.

(Departamento de Prensa Estudiantes/ Verónica Cáceres)