Ing. Andrew Páez: “Hoy por hoy la superficie de juego del estadio Metropolitano se mantiene en muy buenas condiciones”

El terreno de juego del Metropolitano, a pesar de la situación atípica por la pandemia, recibe todos sus mantenimientos al día.

El césped del estadio Metropolitano, casa de Estudiantes de Mérida FC, en medio de la pausa que tomó el fútbol nacional por la cuarentena motivada al Covid-19, busca permanecer como el mejor terreno de juego en Venezuela, por lo tanto, el Ingeniero Andrew Páez -encargado del mantenimiento del mismo- y su grupo de trabajo, se encuentran trabajando arduamente para así mantener a punto sus condiciones.

“Hoy por hoy la superficie de juego del estadio se mantiene en muy buenas condiciones debido a que a pesar de la cuarentena y el cerco epidemiológico que existe en el país este ha continuado recibiendo el servicio de mantenimiento”, Indicó el Ingeniero Páez con respecto a las condiciones que actualmente tiene el gramado.

Por el fenómeno que actualmente se vive a nivel mundial por la situación de la pandemia, los encargados del mantenimiento del césped de juego tuvieron que diseñar un plan de trabajo distinto al que venían implementando, esto para a pesar del cerco epidemiológico, realizar un mantenimiento que no coloque en riesgo el buen estado del terreno.

“El 15 de marzo emitimos una comunicación a la directiva de Estudiantes de Mérida y al Servicio Autónomo Estadio Metropolitano, en el cual indicamos que debido a la situación atípica debíamos realizar un plan de contingencia, el cual se ha basado en variaciones del número de cortes a la semana, así como también en la cantidad de fertilizantes y el aumento a dos sesiones del control fitosanitario, esto para aumentar la prevención de los problemas que se pueden generar por la presencia de insectos u hongos”, describió el Ingeniero.

En medio de esta situación, los encargados del mantenimiento se han topado con una serie de adversidades. “Los mayores problemas que hemos tenido que solventar son, la ausencia de combustible y los constante cortes eléctricos que han obligado hacer los riegos del estadio de manera manual”, señaló Páez.

El que el terreno de juego no haya recibido uso por un tiempo prolongado, ha sido otra de las adversidades con las cuales ha lidiado la empresa encargada del mantenimiento. “Indudablemente que este tiempo que el campo ha pasado sin uso ha ayudado a mejorar el enraizamiento del mismo, sin embargo, también las canchas necesitan un uso, porque el volumen excesivo que tiene la grama del estadio metropolitano hoy en día hacen mucho más difícil el trabajo de corte (…) Para lidiar con esta situación, haremos próximamente trabajos de vertico para así quitarle algo de volumen”, comentó para finalizar el Ingeniero Andrew Páez.

(Prensa Estudiantes de Mérida / Carlos Rondón Monsalve)