A un año del logro de un capítulo glorioso en la historia rojiblanca

El académico se consagró Campeón del Torneo Apertura 2019 ante Mineros de Guayana en condición de visitante.

El 30 de junio de 2019 es una fecha imborrable para la afición académica, de esas noches que se guardan en la memoria y en el corazón, Estudiantes de Mérida se proclamó Campeón del Torneo Apertura tras vencer a Mineros de Guayana 0-2 por la vía de los penales, partido que se disputo en el CTE de Cachamay, tras una sequia de 18 años el rojiblanco alzaba nuevamente un título local.

El guardameta merideño Alejandro Araque tuvo una noche sensacional, fue el héroe de la jornada logrando contener tres de los cuatro disparos de los hombres negriazules, Richard Blanco, José Luis Marrufo y Miguel Camargo, Nelsón Hernández desvió su remate.

Los encargados de convertir desde los doce pasos en Estudiantes fueron Christian Flores y José Manríquez a lo “Panenka” en el penal definitivo, gesto inesperado e irreverente para quedarse con el título venciendo al guardameta Luis Romero.

El rojiblanco dejó en el camino en el octagonal a Aragua FC (global 3-2) y a Carabobo FC (global 2-2).

Hoy se cumple un año de darle la alegría que tanto necesitaba y quería el pueblo merideño y rojiblanco, un año de ser los mejores del país, un año en el que la humildad y el trabajo constante permitieron llegar a lo más alto, un año de haber dicho presente en la fase de grupos del máximo torneo continental.

El once inicial con el que Estudiantes saltó a jugar la final: Alejandro Araque, Ronaldo Rivas, Oscar Sainz, Galileo del Castillo, Daniel Linárez, Cristhian Rivas, Jesús Meza, Jesús Gómez, Christian Flores, Luz Rodríguez (José Manríquez 87´, Wilson Mena (Andris Herrera 74´). DT: Martín Brignani

Suplentes sin jugar: Aldair Peña, Yorwin Lobo, Luis Castillo, William Díaz y Adrían Valero.

¡Salud campeón!

(Departamento de prensa Estudiantes / Verónica Cáceres)